1 año de COVID en el Institut Guttmann

Martes, 2 de marzo 2021

Hace un año, en el mes de febrero del 2020, se diagnosticó el primer caso de coronavirus en Cataluña lo que conllevó cambios repentinos y profundos en todas las instituciones sanitarias y también en el hospital del Institut Guttmann.

Ya entrado el mes de marzo, en el Institut Guttmann empezamos a sufrir directamente estos cambios, en primer lugar suprimiendo la actividad ambulatoria y las consultas externas, que se suplieron con sistemas de rehabilitación telemática con los pacientes y las familias. Asimismo, la mayoría del personal administrativo pasó a hacer teletrabajo. Todo el personal asistencial se tuvo que organizar de un día para otro y hacer frente a una enfermedad desconocida y comenzamos los turnos de 12 horas.

A finales de marzo, el hospital pasó a atender paciente Covid del Hospital Germans Trias i Pujol (HGTiP) y, en virtud de un acuerdo de colaboración con Can Ruti, habilitamos dos unidades hospitalarias (la 1 y la 4) para acoger pacientes Covid-19 provenientes del HGTiP de complejidad moderada. El día 6 de abril, presentábamos oficialmente el pabellón polideportivo del área de rehabilitación funcional como hospital de campaña con una capacidad para 75 pacientes. De este modo poníamos a disposición del CatSalut un total de 150 camas para pacientes Codiv-19 entre el pabellón y las dos unidades.

Llegado el mes de mayo, detectamos que había pacientes que tras superar la fase aguda de la enfermedad presentaban complicaciones asociadas como afectaciones en la parte física y respiratoria, pero también cognitivas como la memoria, la conducta, el estado de ánimo y la capacidad de realizar actividades de la vida diaria.

Fue en este momento que el Institut Guttmann puso en marcha el 1er Programa de Neurorrehabilitación para las secuelas de los pacientes post Covid-19 que incluye rehabilitación motriz, respiratoria y cognitiva. Desde entonces, hemos tratado ya más de 150 pacientes post-Covid y recientemente hemos firmado un convenio de colaboración también con el Germans Trias donde atendemos a paciente pediátrico con Covid persistente.

Ahora, un año después, seguimos intentando adaptarnos a esta “cierta normalidad” que, aunque con la llegada de la vacuna se hace un poco más esperanzadora, aunque nos vemos obligados a convivir con la incertidumbre de las olas que no cesan (dicen que estaríamos en puertas de la 4ª; esta vez vinculada a la cepa británica).

En cualquier caso, un año después, todo ello nos coge necesariamente más preparados, pero también más exhaustos. Hemos aprendido y, a veces, nos hemos resignado. Pero en todo momento hemos intentado llevar la pandemia de la mejor manera posible y no hemos perdido la fuerza para salir adelante, en gran parte, gracias al apoyo que hemos recibido de todas las personas y empresas Amigas del Institut Guttmann, que nos han ayudado a continuar haciendo lo más importante de todo, ofrecer el mejor trato y la mejor asistencia a nuestros pacientes y sus familias.

¡Gracias Amigos por estar a nuestro lado!